Alquilar una vivienda

¿Comprar o alquilar una vivienda?

¿Es el alquiler la mejor opción para ti?

El mercado inmobiliario está en auge en muchas zonas. Donde quiera que vivas, probablemente habrás notado que no es tan fácil entrar en esa casa con la que siempre ha soñado, a pesar de las favorables tasas hipotecarias actuales.

Considera las ventajas de alquilar una vivienda en lugar de comprarla. Un arrendatario asume mucho menos riesgo al firmar un contrato de alquiler que al cerrar la compra de casa. Un contrato de alquiler fija los costes del mismo por un período de tiempo. Dicho contrato puede protegerte de la volatilidad del mercado inmobiliario. De acuerdo, como inquilino no puedes ganar beneficios si el mercado sube. Sin embargo, tampoco te expones a las violentas rebajas en el valor de la vivienda generadas por un mercado sobresaturado.

Alquilado

Puede darse el caso que compres una casa ahora y un año después necesites trasladarte por trabajo. Supongamos que ha bajado el mercado y que el precio inflado que pagaste por tu casa ya no se corresponde con la realidad, y de repente debes más de lo vale. Eso se llama equidad negativa, e instintivamente te das cuenta de que nada bueno puede salir de tal situación y  puedes ver que es una situación de pérdidas. Por lo tanto, el alquilar una vivienda ofrece flexibilidad, tanto financiera como geográfica.

Evita los dolores de cabeza de un propietario

Al alquilar una vivienda logras evitar muchas de las desventajas asociadas con la propiedad de una casa. Normalmente, el propietario es responsable del mantenimiento general del inmueble. Muchos propietarios de casas se sienten frustrados cuando las cosas salen mal en la casa. Las tuberías revientan, se producen inundaciones, las unidades de aire acondicionado se estropean, al igual que la caldera, el bombín de la puerta… Todas estas cosas es probable que sucedan (lo digo por experiencia propia).

Por lo tanto, como inquilino puedes evitar muchas de las principales inversiones que los propietarios deben realizar para mantener la habitabilidad de la vivienda.

Así pues, aceptar un contrato de alquiler ayuda a mitigar los riesgos de vivir en una casa en propiedad.

Analiza tus opciones

Un contrato de alquiler puede ofrecer muchas ventajas a aquellos de ustedes que buscan un lugar para vivir. En última instancia, cada individuo debe decidir qué es lo correcto para él. Algunos están más que dispuestos a asumir el riesgo inherente al mercado de la vivienda porque tienen una tesorería positiva y están en condiciones de soportar los giros del mercado.

Actualmente las condiciones bancarias son las que propician que el alquiler sea la única alternativa. Este caso especialmente grave entre los más jóvenes, ya que en muchas ocasiones no disponen de un trabajo estable bien remunerado ni de ahorros.

No tengas miedo de sopesar tus opciones y considerar los riesgos de ser propietario frente a alquilar una vivienda. Para muchos, jugar el juego de manera conservadora y esperar que los precios de la vivienda vuelvan a mínimo será una estrategia exitosa. En conclusión, no hay ningún problema en firmar un contrato de alquiler por un tiempo para posteriormente comprar la casa deseada.

Me declaro como un acérrimo defensor de los bienes raíces, pero no siempre es la mejor opción para todo el mundo. Por tanto sopesa cual es la mejor alternativa para ti.

Revisa otras opciones de inversión disponibles.